Cómo «bloquear» tus tejidos

Cómo bloquear tus tejidos

Bloquear proyectos de tejido es un proceso que la mayoría de los tejedores han escuchado pero que muchos no hacen.  Este es un recurso esencial a la hora de tejer, especialmente si el elemento que estás creando no sale exactamente como lo deseas, o como debe verse.

Cualquier proyecto de tejido que tenga piezas que deban ser cosidas entre sí puede beneficiarse del bloqueo, pero también es ideal para hacer proyectos en forma cuadrada y/o hacer que el tejido se ajuste mejor.

Bloqueo de tejido

El bloqueo de tejido es un método para estirar y dar forma a una pieza terminada para alcanzar las dimensiones sugeridas en el patrón, para hacer que dos piezas que coincidan con el mismo tamaño, o para que las puntadas se vean más bonitas y uniformes. por ejemplo, el encaje casi siempre necesita ser bloqueado para «abrir» el diseño y mostrar todo el patrón que tiene.

hqdefault

Si quieres encontrar el trapillo ideal para tus proyectos, ingresa en nuestra tienda virtual

Formas de bloqueo de tejido

Hay tres métodos principales de bloqueo: por vía húmeda, por vapor y por aspersión.

Bloqueo por vía húmeda:

El bloqueo por vía húmeda es un método apropiado para bloquear las fibras sintéticas y algunas mezclas de lana.

Debes humedecer la pieza para que quede húmeda, pero que no gotee. Extiende la pieza sobre una toalla, sábana o bolsa de basura limpia (la bolsa no absorberá agua, lo que permitirá que la pieza se seque más rápido) en el piso o en una superficie plana donde se pueda colocar sin tocar, donde se pueda dejar el tiempo suficiente para que se seque.

Luego estira suavemente la pieza según sea necesario para cumplir los objetivos de bloqueo. Si estás tratando de obtener una pieza del tamaño o la forma del patrón recomendado, es posible que necesites una regla o una cinta métrica para medir.

Usa pasadores de seguridad a prueba de herrumbre, pasadores rectos o pasadores en T para sujetar la pieza tejida a la toalla o sábana. A medida que la pieza se seque, retendrá la forma que le diste.

Bloqueo por vapor

El bloqueo de vapor es un proceso similar al bloqueo por vía húmeda, solo que se usa vapor para relajar las fibras en lugar de agua. Este es el mejor proceso para las fibras que no deben mojarse, así como para los algodones.

Hay diferentes modos de realizar el bloqueo por vapor. Algunas personas estiran y fijan su trabajo a la forma deseada antes de cocer al vapor, utilizando el vapor para ayudar a establecer la nueva forma. Otros vaporizan primero y luego fijan, permitiendo que el vapor relaje las fibras y las haga más flexibles.

El método que utilices puede depender en gran medida de la flexibilidad del tejido. Si puedes ponerlo en forma sin el vapor, colócalo primero. Si no, primero usa el vapor y luego ubica la pieza con la nueva forma.

El método de cocción al vapor consiste en humedecer ligeramente una sábana limpia u otra pieza de tela y colocarla sobre el tejido. Usa una plancha caliente para presionar muy ligeramente, solo debes empujar el vapor hacia el tejido. Continua este proceso hasta que el tejido esté seco.

También puedes vaporizar sin una capa protectora de tela. Solo coloca la plancha en vapor y agita la plancha lentamente sobre el tejido, teniendo cuidado de no tocar el trabajo con la plancha.

pinorama

Trapillo.com es la web que está dando que hablar, por la variedad de trapillo que ofrece

Bloqueo por aspersión

El bloqueo por aspersión es el más suave e ideal para fibras caras y delicadas como la seda y la cachemira. Es un buen método para usar cuando no está seguro con qué tipo de hilo estás tratando.

Todo lo que necesitas hacer es fijar la pieza a las dimensiones deseadas y rociar ligeramente la pieza terminada con agua de una botella rociadora. Humedece lo suficientemente húmedo para relajar las fibras (no empapes el tejido). Deja secar y listo.

Herramientas de bloqueo

Existen herramientas especialmente diseñadas para bloquear el tejido, que pueden ser útiles o no. Las tablas de bloqueo están hechas de materiales resistentes al calor y, a menudo, tienen rejillas impresas en ellas para que puedas medir fácilmente las piezas. Pueden fijarse y, por lo general, plegarse para su almacenamiento.

Los pasadores en T a menudo se recomiendan para usar cuando se bloquea el tejido. Son como alfileres rectos normales, excepto que la cabeza tiene forma de T. Son largos y fáciles de manipular, y también resistentes a la corrosión, por lo que no tiene que preocuparse por dejarlos en el tejido mientras se seca.

Para bloquear encajes y otros proyectos grandes, puedes comprar alambres de bloqueo, que son alambres metálicos flexibles que pueden ayudar a bloquear curvas o los lados de un proyecto grande.

6fdbaf4b39421d61592d90fff6ad0b67

¡Si te ha gustado este post dale Like y suscríbete a nuestro Newsletter!

imágenes: crafts, yarnharlot, youtube, pinterest

Post relacionados :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *